Soluciones eficientes desde 2004



A la hora de establecer una empresa puede ser creada bajo cualquier nombre de su parecer, pero debe asegurarse que el mismo no contenga palabras o términos ofensivos, insultantes o que el mismo sea parecido o igual a compañías previamente establecidas; en caso dado de que se escoja un nombre que no llene los parámetros requeridos, el mismo será rechazado.

Después de escogido el nombre de la compañía, al final del mismo se debe agregar un sufijo legal como por ejemplo:

Corporation, IBC, S.A., Sociedad Anonima, Societe Anonyme, Ltd, Limited Company, Incorporated entre otros.

Se prohíbe el use de nombre que denoten alguna conexión con el estado o el gobierno, Universidades y la Cámara de Comercio.

Legislación

Las Leyes que regulan estas actividades financieras dentro del territorio fueron creadas en 1984 y actualizadas en el 2004. La estabilidad legal hace de las Islas Vírgenes Británicas un lugar muy atractivo a la hora de considerar y buscar un lugar para apertura una cuenta off shore.

Estructura de la IBC

Directores

Todas las empresas IBC dentro del territorio de Las Islas Vírgenes Británicas pueden tener uno o más directores corporativos y los mismos pueden ser de cualquier nacionalidad. Sin la necesidad de reuniones dentro de Las Islas Vírgenes Británicas, usted puede llevar cómodamente sus actividades comerciales en el país pero a distancia.

Impuestos

En Las Islas Vírgenes Británicas se brinda el beneficio de una política de libre impuestos como en todas las jurisdicciones off shore para extranjeros sobre cualquier actividad o transacción comercial realizada fuera del país.

Confidencialidad

Uno de los factores más importantes para toda persona dentro del mundo de los negocios, por su seguridad y los de su entorno, es la privacidad y esto lo ofrece Las Islas Vírgenes Británicas, ya que los nombres de los accionistas o administradores de las cuentas, no forman parte de los registros públicos.

Registros/Libros

Por ley en Las Islas Vírgenes Británicas las empresas IBC deben mantener registros personales de sus actividades financiares para así explicar la posición en la que se encuentra la empresa con mayor certeza.

Estos libros no son publicados pero se deben mantener en la empresa.